Elogio del libro de papel reflexiona sobre la función de los formatos en la transmisión de los textos. Las palabras posadas en las diversas superficies -libro, revista, periódico, grafitis, publicidad...- reciben de estos formatos un valor que no es despreciable. La igualación de todos los formatos en internet debe contrapesarse con el mantenimiento de las formas reales. La ciencia pertenece a los libros. Leer es ascender al monte de la abstracción desde el valle de la imagen.
Imagen: Vladimir Pustovit, CC

Seguidores

jueves, 24 de abril de 2014

Demasiada imagen afecta a la paz y concentración del placer de la lectura. Pero el libro no morirá jamás; hay demasiadas emociones en los libros: las propias al sentir el material (tacto, olor, sonido) y las que genera en la mente el mensaje que transmite.

Escribe mi amigo Fernando, historiador.


No hay comentarios:

Publicar un comentario