Elogio del libro de papel reflexiona sobre la función de los formatos en la transmisión de los textos. Las palabras posadas en las diversas superficies -libro, revista, periódico, grafitis, publicidad...- reciben de estos formatos un valor que no es despreciable. La igualación de todos los formatos en internet debe contrapesarse con el mantenimiento de las formas reales. La ciencia pertenece a los libros. Leer es ascender al monte de la abstracción desde el valle de la imagen.
Imagen: Vladimir Pustovit, CC

Seguidores

jueves, 5 de noviembre de 2015

El libro de papel resiste la avalancha digital

Fuente: El país

Pese a las previsiones, los ‘e-books’ son todavía minoritarios en el mercado editorial, aunque su crecimiento es sostenido


Un hombre revisa volúmenes en una de las tiendas de La Casa del Libro en Madrid, el pasado 24 de octubre. / JULIÁN ROJAS
El almacén en los alrededores de Barcelona del gigante editorialPenguin Random House mueve una media de 1,5 millones de libros de papel cada mes. Amazon, el imperio de las compras por Internet, mantiene en stock cerca de Madrid 583.000 títulos de libros físicos y creciendo. Con estos datos queda claro que el Farenheit 451 que anunciaba la muerte del papel como formato de lectura no se ha producido. Sin embargo, lo contrario, que los e-books hayan pasado a ser irrelevantes y que los lectores de libros digitales vayan a correr la misma suerte, el olvido, que aparatos como los vídeo Beta, es una tesis que los datos tampoco sostienen.